Crónica San Silvestre Vallecana 2010

Es bastante pesado escribir una crónica de una carrera que ya hace un mes que corriste, básicamente se pierde toda la emoción del momento y te invade la sensación de “no fue para tanto”. Sin embargo, si echo la vista atrás tengo clarísimo que durante mi primera San Silvestre Vallecana me lo pasé genial.

En este mes he tenido tiempo de leer muchas crónicas, la mayoría de gente que reside en Madrid y que la ha corrido varias veces, normalmente se quejan de la masificación, de que es un escaparate de Nike, de que es complicado correr, de que la camiseta es muy mala, de que... La verdad es que ya me gustaría a mí tener en mi ciudad una carrera con tal aglomeración de gente y en la que Nike pusiera su escaparate (muy bien organizado por cierto) y sacaran la pasta que ellos quisieran, dando esas camisetas tan malas que son mejores que las del 80% de mis carreras. En cuanto a los 18 euros de precio supongo que si vives en Madrid, y estás acostumbrado a poder elegir carrera cada fin de semana, puede parecerte cara pero yo suelo correr por un precio parecido y con menos servicios.

Para mí lo más agobiante de la carrera no fue la cantidad de gente que la corre sino llegar a la salida. Estábamos tan a gusto comiendo que Jorge, Álvaro y yo, casi tenemos que hacer los 10km corriendo para cambiarnos y entrar al metro. Una vez dentro del metro todo cambió, nos relajamos y pudimos disfrutar de la utopía de ver vagones llenos de gente que van a correr ¡Los raros eran los que no corrían!


Espectacular el ambiente

Todo este trajín nos hizo llegar muertos de sed y con el dinero justo para volver en metro :-), por suerte había un punto de hidratación en la salida (no conozco muchas pruebas que lo tengan) y la botellita de agua nos acabó de poner a punto para tomar la salida. A partir de aquí, a buscar nuestro cajón y disfrutar del ambientazo. Estábamos en el cajón de menos de 45 minutos, muy cerca de las pantallas y el speaker, así que la experiencia fue completa. Curiosa la imagen de la gente calentando en los cajones, dando vueltas en el mismo sentido en un espacio reducido como si fueran una manada de hamsters.


Ocupando el cajón con Álvaro y Jorge

El momento de la salida fue tremendo, palabras de Chema Martínez, el anuncio de Nike de Nadal, Gasol e Iniesta, la cuenta atrás y el pistoletazo de salida, con cañones de confeti brillante y el WakaWaka a todo volumen. Lo sé, la selección musical pudo ser más acertada, pero en ese momento afrontabas la primera cuesta como una moto y con la piel de gallina.


video


En la primera bajada recuerdo el MAPOMA, donde parecía que iba a la cola de unas legiones romanas que tomaban la ciudad, no se veía un sólo centímetro de asfalto. La primera consecuencia de esto es que era muy complicado aprovechar las largas bajadas que tiene el circuito. Cuando no ibas haciendo zigzag, estabas enganchado con grupos de amigos que ocupaban 10 metros a lo ancho. De todos modos, ya iba concienciado, pensaba correr lo que pudiera pero sin matarme a empujar gente, si salía la marca bien y si no también.

Iván no se podía creer lo que estaba viendo :-)

En Alcalá esperaban las chicas pero ni nosotros las vimos, ni ellas a nosotros, de hecho ni siquiera llegamos a vernos entre nosotros mismos y eso que Álvaro me precedió en meta por sólo 6 segundos.

El centro de Madrid tomado por los runners
La carrera pasaba intentando esquivar gente y marcando buenos tiempos, pero sabía que en Vallecas el terreno picaba hacia arriba y, aunque la marca era factible, no poder aprovechar las bajadas iba a ser mi tumba.

La verdad es que la entrada en Vallecas es espectacular, empiezas a ver gente a los lados de la carretera y en la cuesta de casi un kilómetro, entre las batucadas iniciales y los ánimos del público el ambiente es alucinante. Hago una cuesta muy buena pasando a mucha gente pero sé que la media se me empieza a ir y que me voy a quedar a las puertas de bajar mi marca.


Camino del metro y aún quedaba muchísima gente de las siguientes oleadas por subir la cuesta

En el último kilómetro doy un tirón y veo que la meta está muy cerca... pero no, error de novato, el arco es para que los que no tiene dorsal salgan del circuito, para el nuestro aún quedan unos metros. Al final 43:57 (4:23/km), quedándome sólo a 15 segundos de mi mejor marca. La verdad es que no tuve ni el más mínimo remordimiento o fastidio por lo difícil que era avanzar después de lo bien que me lo había pasado.

La carrera en definitiva es una fiesta y hay que vivirla como tal, entre el mercado negro de cajones y la gente que entra sin dorsal, se ve gente pasarte a 3:30/km y otros parándote a 8:00/km, es difícil correr con un ritmo constante.

Una de las cosas que me tenía más agobiado era el frío y, sin embargo, ha sido una de las carreras en las que más calor he pasado. La primera capa de manga larga de Nike que llevaba mantenía el calor del cuerpo demasiado bien y en el kilómetro 4 iba ya totalmente cocido. Eso sí, mientras esperábamos para reagruparnos en la zona de meta casi acabamos con una pulmonía.

Después de la carrera, con ganas de cenar... y de abrigarnos

Valió la pena pasar el fin de año en Madrid para correr su San Silvestre, estoy por asegurar que no será la última vez que lo haga.

Comentarios

  1. Aunque haya pasado tiempo, esas carreras tan especiales no se olvidan nunca. Yo también tengo dos o tres que podría recordarlas una y otra vez casi al milímetro, y que por un motivo u otro, fueron únicas. Bonita crónica!

    ResponderEliminar
  2. Es una gran carrera, desde mi punto de vista no para hacer marca sino para disfrutar y reirte
    Me alegro de que disfrutaras de la experiencia
    Saludos
    JUAN

    ResponderEliminar
  3. Je, je, una crónica "vintage". Para los que vamos desde fuera las carreras tienen un sabor especial. Sigo pensando que lo tuyo es la velocidad, tus marcas en carreras "cortas" son muy buenas, olvídate de la maratón y pásate al milqui.

    PD: Ya quedamos para el miércoles, cuando tenga más información exacta te la paso. Habrá que comer pronto ese día.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que repites. La Sansi de Valleces tiene algo que nos atrae a tod@s.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Que envidia poder leer está crónica ( sana ). Ojalá en un futuro pueda yo escribirla, pero el curro es el curro. Me alegro de que te lo pasaras de cine en Madrid.

    Salu2 desde Rota

    ResponderEliminar
  6. yo tengo pendiente la cronica sevilla 10...........
    de todos modos me has acercado un poco la vallecana.
    saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario