Empiezan las cuestas... y las agujetas (30/01-05/02)

Se van apagando los ecos del Gran Canaria Maratón y comienza una pequeña temporada de "entre guerras" en la que el objetivo es recuperarse de los dos planes de maratón consecutivos y hacer una especie de pretemporada que sirva para fortalecer muscularmente y hacer un papel digno en las competiciones de todo tipo en las que iré participando.

La idea es seguir mi entrenamiento típico de temporada de montaña pero sin ser tan estricto como en otras ocasiones ya que esta vez no culminaré la preparación con un maratón de montaña. Así que habrá sitio para todo tipo de entrenamientos y superficies.

Durante todo el mes de febrero me dedicaré a hacer series largas (1200-1600 metros) con un repecho entre medias, rodajes tempo con cuestas y alternaré las tiradas largas en asfalto con entrenamientos o carreras en montaña. Durante la semana publicaré un par de entradas explicando mejor estos entrenamientos y los circuitos en los que suelo realizarlos.

A estos entrenamientos de carrera añadiré una intensa sesión de pesas y un día de elíptica con cambios de resistencia, normalmente eran dos sesiones pero como comentaba esta vez voy a tomármelo con tranquilidad, de hecho esta semana me he saltado la elíptica porque ayer tenía unas pequeñas molestias detrás de las rodillas y este es el momento ideal para ir recuperando los dolorcillos de los últimos meses.

El resultado de esta primera semana ha sido la aparición de unas buenas agujetas donde la espalda pierde su honroso nombre, producidas sobre todo por la sesión de pesas, no hay nada como unas buenas sentadillas y zancadas para conocer nuevos músculos.

Lo cierto es que me he encontrado muy bien toda la semana, sobre todo el martes durante las series. Muy buenos tiempos a pesar de la cuesta intermedia romperitmo, sintiéndome durante toda la sesión en zona aeróbica, incluso los trotes de recuperación entre series fueron anormalmente rápidos (5:27/km). Aunque lo mejor de ese día fue tener a Iván aplaudiendo y gritando ¡Bien!¡Bravo! en cada vuelta y diciéndome ¡mano!¡mano! cuando pasaba al lado de él. La verdad es que cuesta agacharse a dar la mano a un enano de 75 cm en medio de una serie de 1600 metros pero el entrenamiento se pasó enseguida. El pobre ya ha estado en tantas carreras que cada vez que ve a alguien correr por la calle le anima y aplaude.

La tirada larga la hice en el sur de la isla con un vendaval de viento y unos ritmos totalmente bipolares en función de si el viento daba a favor o en contra. Tenía pensado hacer una media (después de tanto maratón menos de eso no me parece tirada larga) pero calculé mal y me quedé lejos de casa así que añadí otro kilómetro más contra el viento, cosas de maratoniano. Buena tirada a pesar de que me encontraba con síntomas de estar incubando la típica gripe postmaratoniana, por suerte parece que al final ha sido una falsa alarma, cruzo los dedos.

Kilometraje semanal: 44,7 km
  • M:     15' (4:56/km) + 3x1600 (km a 4:12, 4:13, 4:10) Rec: 400m trote + 10 ' (4:51/km) + est.
  • X:      Pesas + abdominales + lumbares
  • J:       10' (5:16/km) + 8km con cuestas (4:51/km) + 10' (4:58/km) + est.
  • S:      22,1km (4:58/km) + est. 
Esta semana comprimiré los entrenamientos de lunes a miércoles para llegar un poco descansado a la carrera vertical del viernes, que me tiene algo acojonado porque no lo he preparado y no tengo ni idea de como voy a encontrarme, y el medio maratón de montaña del próximo domingo. Veremos como responden las piernas al colgarme otra vez un dorsal.

Comentarios

  1. Como siempre todo hecho con mucha cabeza y desde el disfrute.
    Tengo dudas sobre cómo estarás en la Media del Domingo después de las escaleras del viernes. ¿llegarás recuperado?

    ResponderEliminar
  2. Incógnita total, no sé si las escaleras van a reventarme sólo en el momento (la prueba es explosiva pero corta) y recuperaré bien, o por contra, si será como después de la única milla que he corrido que dos días después aún estaba tocado.

    De todos modos en Arucas se puede regular, si el cuerpo no está para lanzar cohetes habrá que ir tranquilito.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es un reto cuanto menos curioso pero atractivo, echa una biodramina para el mareo por si las moscas jejeje. mucha suerte

    ResponderEliminar
  4. Se te van a poner las piernas como piedras. Ójala mi hijo llegue a ser tan entusiasta como el tuyo

    ResponderEliminar
  5. Un fin de semana apasionante. Viernes desafío vertical y domingo media maratón... Uffff, espero que tus piernas resistan tanta exigencia. Suerte en ambas empresas

    ResponderEliminar
  6. Hola Manuel, como bien ilustras toca RESETEAR, y volver a empezar en progresión de cara a nuevos retos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Lo importante es ir haciendo pruebas que te motiven para que nos puedas contar como te a ido.. yo creo que saldras airoso donde te presentes... eso si algunas pruebas ahi que prepararlas a conciencia...mas que nada por su dureza.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien,
    muy ameno.
    Usa el coco para dosificar las dos pruebas,
    Un abrazo y diviértete!

    ResponderEliminar
  9. Lo tuyo es vicio definitivamente, no se si juntarme contigo no vaya a ser que se me pegue ese virus y no precisamente el post maratón sino el pre maratón.
    Un abrazo maquina! y yo sigo remando...

    ResponderEliminar
  10. Buena idea esa de resetearte.
    Con los ánimos de Ivan, ¡¡así cualquiera hace esos ritmazos!! Aunque cuidadín, como te pille el TAS lo mismo te deja un par de años sin correr.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. El domingo vas a morir... :D Pero te lo pasarás en grande con esos dos rompepiernas seguidos!!! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario